Espectáculo en coproducción con Festival de Teatro Clásico de Mérida (España) F.I.D.A.E.(Fest. Internacional de Artes Escénicas, Uruguay)

Colaboran: Programa Iberescena – Festival Mercosur

Se estrenará el 10 de julio de 2019 en el Festival de Teatro Clásico de Mérida.

Equipo artístico:

Título. Pericles, principe de Tiro
Autor. William Shakespeare
Versión. Joaquín Hinojosa
Elenco. Ernesto Árias, Ana Fernandez, María Isasi, Marta Larralde, Oscar de la Fuente, José Troncoso, y Hernán Gené
Diseño de iluminación: Claudia Sanchez
Escenografía y Vestuario: Pepe Uría
Diseño sonoro y dirección musical: Javier Almela
Asistencia de dirección: Jose María Sanchez Rey
Jefe técnico: Bela Nagy
Asistencia técnica: Juan Miguel Alcarria Herrera
Diseño de movimiento y entrenamiento físico: Esther Acevedo.
Co productora Uruguay: Lucía Etcheverry
Prensa: María Díaz
Producción ejecutiva: Elena Martínez – Georgina Rey
Distribución: Elena Martínez
Producción General: Georgina Rey
Dosier: aquí

Sinopsis:

Pericles ha llegado a Antioquia para ganar la mano de la hija de Antíoco. Pero una vez allí, el joven príncipe descubre un secreto que podría costarle la vida, y debe huir para ponerse a salvo.

Pero su nave naufraga en un atormenta. De milagro, Pericles salva la vida y llega a Pentápolis, donde consigue la mano de la hermosa princesa Taisa.

Pasa un tiempo y Pericles y Taisa, que está embarazada, se embarcan de regreso a Tiro. Pero la nave es sorprendida por una tempestad durante la cual Taisa da a luz a una niña y, creyéndola muerta, los marineros la arrojan al mar. El cuerpo de Taisa es arrastrado por las aguas y llega a Éfeso, donde recobra el conocimiento, aunque no la memoria. Allí decide consagrarse como sacerdotisa de Diana.

Entretanto, Perícles llega a Tarso con su hija recién nacida presa del dolor que supone haber perdido a su amada esposa. Allí, deja a la niña al cuidado del gobernador Cleón y Dionisa, su mujer.

La niña es tan bella que Dionisa, celosa, planea asesinarla. Pero la hermosa niña es raptada por unos piratas que la venden a un prostíbulo de Milene. Más adelante, es puesta en libertad. Perícles, llegado a Milene, reencuentra milagrosamente a su hermosa hija.

Gracias a un sueño, Perícles y su hija se embarcan rumbo a Éfeso, donde encuentran a Taisa y recobran le felicidad tanto tiempo arrebatada.